Ejercicios para tonificar tus piernas

julio 11, 2013 de 6:49 pm | Publicado en Salud | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Unas piernas fuertes y estilizadas no sólo es cuestión de horas y horas en el gimnasio. Te decimos cómo, a través de sencillos ejercicios, puedes fortalecer sus músculos y lograr unas piernas sanas y esbeltas.

ejerciciopiernas200Ejercicio 1: El entrenamiento más cómodo y práctico sin duda es caminar. Con 20 minutos que camines al día será suficiente para ver los resultados. En lugar de ir en carro al trabajo o a la universidad, ve caminando; o aprovecha de dar un paseo con tu perro. Al andar evitas la retención de líquidos en las piernas y reduces la hinchazón y pesadez.

Ejercicio 2: Subir y bajar escaleras es un clásico cuando de fortalecer las piernas se trata. Este ejercicio se ocupa de la parte de atrás de los muslos, la zona en donde más se acumula la indeseable celulitis. La próxima vez, en lugar de usar el ascensor ¡toma las escaleras!


Ejercicio 3:
Las típicas sentadillas no en vano se han ganado su popularidad al momento de ejercitar las extremidades inferiores. El movimiento de ascenso y descenso del cuerpo permite la contracción de los tendones de las piernas. La manera correcta de realizar este ejercicio es la siguiente:

Párate en posición erguida, separa las piernas a la altura de los hombros y coloca los pies mirando hacia el frente. Desciende lentamente -desplazando la cadera hacia atrás y manteniendo la espalda recta- hasta flexionar las piernas en un ángulo de 90º. Espera tres segundos y sube pausadamente apretando los glúteos para ayudarte a erguir mejor.

Realiza tres series de 10 repeticiones cada una para comenzar y ve aumentando la cantidad y la intensidad del ejercicio según tu capacidad, pero sin excederte, pues podrías lastimar tus rodillas.

Ejercicio 4: Trabaja la parte delantera de tus muslos y tornea tus piernas. Parada, extiende el pie apuntando hacia arriba y tensando la pierna, gíralo 15 veces en el sentido de las agujas del reloj. Repite el mismo procedimiento con el otro pie. Luego haz lo mismo pero con los giros en dirección contraria.

Ejercicio 5: Las zancadas o lunge resultan un ejercicio muy fácil de hacer en casa, sólo tienes que utilizar la técnica correcta y estarás entrenando los músculos de las pantorrillas. Parada, con los pies paralelos y ligeramente separados, da un paso extenso hacia delante haciendo quedar una rodilla flexionada a 90º y la otra cerca del suelo, pero sin tocarlo. Vuelve a la posición inicial y alterna con la otra pierna. Realiza tres series de 10 repeticiones con cada pierna.

Realizando constantemente estos ejercicios y manteniendo una alimentación saludable obtendrás unos excelentes resultados, por favor no dejes de comentarnos cómo te va con esta rutina

Fuente:

– ehowenespanol

Anuncios

Cuidado para pies cansados

enero 2, 2012 de 8:29 pm | Publicado en Belleza, Salud | 3 comentarios
Etiquetas: , , , ,

Los pies son la base del cuerpo y diariamente los sometemos a excesos que pueden desencadenar problemas como dolores, callos, hinchazón y sudoración. Aprende a cuidarlos y consentirlos.

Acudir a un tratamiento profesional de spa para pies no siempre está a nuestro alcance, pero siguiendo estos sencillos pasos podrás disfrutar de un spa casero de muy fácil preparación que te ayudará a aliviar esas molestias:

  1. En un recipiente mezcla dos tazas de leche y siete tazas de agua. Calienta la mezcla hasta que esté tibia y sea de tu agrado.

    Fuente: Cosmopolitan hispana

  2. Vierte la mezcla en un recipiente en el que quepan tus pies y colócalo sobre una toalla extendida en el suelo.
  3. En otro recipiente mezcla media taza de azúcar con dos cucharadas de crema humectante, hasta que quede homogénea. Luego coloca la mezcla cerca del recipiente con el agua y la leche.
  4. Colócate sobre la toalla y remoja tus pies sobre la mezcla de agua y leche por 10 minutos.
  5. Retira tus pies y aplica la mezcla de azúcar y crema. Frota cada pie para exfoliarlos con un suave masaje. La exfoliación ayudará a renovar la piel que por el uso de los zapatos  tiende a endurecerse.
  6. Posteriormente remójalos nuevamente en el recipiente y finalmente enjuágalos con agua limpia. Una vez limpios y exfoliados, hidrátalos, para ello usar una crema o una loción refrescante.

Para terminar el spa casero, masajea tus pies o, si puedes, pídele ayuda a alguien será muy gratificante y sencillo, y luego podrás darle un masaje también. A continuación algunos tips:

  1. Utiliza un aceite o crema para facilitar el masaje. Comienza deslizando las manos desde los dedos hasta el tobillo.
  2. Levanta el pie sujetándolo por el tobillo. Luego rota el pie de izquierda a derecha de forma suave un par de veces. Hazlo también en sentido contrario.
  3. En el siguiente paso presiona la planta del pie abarcando toda la superficie. Puedes hacerlo en un principio con el puño y luego con el pulgar realizando movimientos circulares.
  4. Continúa con los dedos. Rota cada uno en las dos direcciones y termina estirándolo suavemente.
  5. Luego aplica presión en todo el pie, haciendo énfasis desde el tobillo hasta cada dedo. Sigue con movimientos circulares.
  6. Termina el masaje sosteniendo el pie por el talón y con la otra mano empujas lentamente la planta del pie hacia el cuerpo. Repítelo un par de veces con cada pie.

Un buen masaje en los pies ofrece beneficios a todo el organismo. Además de relajar y aliviar la tensión del día, ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Incluso puede aliviar otros dolores corporales. ¡Haz la prueba!


Cortesía de Como Hacer

Fuentes:

Estampas
Vitadelia
Cosmopolitan

Pedicura casera: Arregla tus pies paso a paso

abril 25, 2011 de 7:43 pm | Publicado en Belleza | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

Aprender a cuidar de tus pies te permitirá mantenerlos sanos y  lucirlos con una apariencia impecable. A continuación te ofrecemos los pasos que debes seguir para mantenerlos en su mejor estado y cómo evitar los problemas más comunes que presentan

Preparación inicial

La pedicura es un procedimiento que requiere de tiempo y paciencia para efectuarse. Pero sin duda los resultados son dignos de la dedicación que requiere. Es un procedimiento que debes realizar cada 20 días aproximadamente:

  1. Llena un bol con agua tibia, y si puedes agrégale unas gotas de aceite o gel para combatir la resequedad y relajar los pies
  2. Deja los pies en remojo durante 20 minutos y durante el minuto 15 aproximadamente, frótalos con una crema exfoliante, masajeando desde la punta de los dedos hasta la zona del tobillo, con la finalidad de eliminar la piel muerta y suavizarla
  3. Si los pies poseen muchas asperezas o callosidades, frótalos de forma circular utilizando una lima para pies o piedra pómez. Utiliza la parte más dura de la lima en la planta, y la parte más suave sobre la parte superior de la piel, que es la más sensible. Así  lograrás retirar toda la piel muerta que quedó, aún luego de la aplicación del exfoliante
  4. Retira los pies del agua y sécalos bien, incluyendo los espacios entre los dedos. Una vez secos, aplícales crema humectante.
  5. Procede a cortar tus uñas de forma recta, fijándote que los bordes queden paralelos a la piel, con una ligera curva hacia los lados. No cortes más allá de la punta del dedo, ya que necesitas tener suficiente longitud para que las uñas protejan tus dedos. Recuerda que la principal razón por la que se producen uñas enterradas es porque no se han cortado bien
  6. Ahora, lima las uñas para darles forma. Hazlo con movimientos que vayan desde el extremo de la uña, hasta el centro
  7. Con un modelador de cutículas, empújalas hacia atrás

Aplicación del esmalte

Sin importar que sean claras, oscuras, o a la francesa,  a la hora de aplicar el esmalte de uñas, recuerda:

  • No apliques mucho esmalte en la brocha
  • Empieza pintando la punta de la uña, para así deshacerte de los excesos de esmalte
  • Continúa pintando una orilla y sigue con la orilla opuesta
  • Finaliza aplicando en esmalte que te queda en el centro de la uña
  • Cuando la primera capa de pintura esté bien seca, aplica la segunda. Si lo deseas, puedes aplicar una capa de laca protectora

Los problemas más comunes:

1. Uñas enterradas
Cuando se entierra una uña, lo mejor que puedes hacer  es ayudarla a que salga de la piel. Para ello, remoja tu pie en agua tibia y con cuidado inserta un pequeño pedazo de algodón esterilizado por debajo  del borde de la uña afectada. El algodón la levantará ligeramente, y así podrá crecer sobre la piel. Finalmente, aplica un antiséptico para evitar las posibles infecciones, y cambia el algodón todos los días hasta que la uña haya crecido correctamente.

2. Callosidades
Los callos son acumulaciones de células muertas de piel, que aparecen para protegerlos contra las fricciones e irritaciones entre los pies y los zapatos. Para aliviar el dolor que producen, puedes sumergirlos en agua con sal. Lo más importante es que no trates de cortarlos, ya que podrías provocar una infección. Por eso, lo mejor es que acudas a un experto antes de recurrir a cualquier tratamiento.

Escoge el calzado que no maltrate tus pies

Los zapatos muy ajustados pueden ser una causa de las uñas enterradas y las callosidades. Por eso, los zapatos ideales son aquellos que te queden bien, sientas cómodos y que sean de materiales naturales que dejen respirar a tus pies.

Fuentes

Blog de Mujeres
Cómo hacer una pedicura en los pies
Revista Tú, año 20, N° 11/ noviembre de 1999

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.