Tips para tonificar el rostro

octubre 2, 2013 de 6:40 pm | Publicado en Belleza, Salud | 4 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

El descuido que le das al cutis, el factor edad y una mala alimentación, son algunas de las causas que propician la flacidez de distintos músculos del rostro, como el de párpados, barbilla y frente, haciendo que el rostro luzca cansado o triste.

tonificarelrostroSin embargo, existen técnicas muy prácticas y eficaces que puedes realizar desde la comodidad de tu hogar, para mantener alejada la flacidez facial (o combatirla si ya notas las primeras señales) y lucir una piel joven, sin importar tu edad.

Cero dietas drásticas

Por tratar de eliminar esos kilos de más, muchas veces recurrimos a dietas poco saludables, privando al organismo de los nutrientes que necesita y provocando la caída de los tejidos musculares (incluyendo los del rostro), debido a una drástica reducción de peso. Mantén una alimentación saludable y balanceada y verás como la piel de tu rostro te lo retribuirá en firmeza.

Gel milagroso

El cristal de la sábila contiene sustancias que penetran en tu cutis devolviéndole la elasticidad a los músculos y provocando en tu rostro un ‘efecto tensor’ inmediato. Aplica esta sustancia todas las noches en tu rostro con movimientos circulares hasta cubrirlo completamente, y deja actuar por 15 minutos.

Adiós parpados caídos

Los más afectados con la flacidez de los músculos del rostro, sin duda son los párpados. Mantenlos firmes con un ejercicio sencillo: coloca separadamente los dedos índices y pulgares en ambos ángulos externos de los ojos, ciérralos y luego ábrelos y con los dedos estira la piel de arriba hacia abajo.

Remedios frutales

Un remedio casero, fácil de preparar y altamente recomendado por su efectividad, es extraer las pulpas de tres higos y mezclarlas con el jugo de un limón hasta obtener una pasta unificada. Aplícala antes de dormir sobre el rostro por 30 minutos y luego retírala con abundante agua tibia. Ambas frutas poseen betacaroteno, sustancia que protege a la dermis contra el envejecimiento prematuro, causado por los radicales libres.

Con la frente en alto

Caminar cabizbaja te hace lucir retraída, insegura o cansada. Mira hacia delante, con la frente bien en alto y verás como de inmediato recobrarás tu espíritu joven ¡Es cuestión de actitud!

¡Luce un rostro hermoso sin importar el paso de los años!

Anuncios

Sonrisas que tonifican tu rostro

abril 24, 2013 de 6:48 pm | Publicado en Salud | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Existen varios ejercicios que puedes realizar para prolongar la elasticidad de tu piel y la tonicidad de tus músculos faciales. La mejor amiga en este grupo de ejercicios es la sonrisa, un gesto sencillo y a tu alcance que te brindará muchos beneficios.

Blog250Cuando esbozas una sonrisa mueves 17 músculos de la cara, éste ejercicio realizado con frecuencia proporciona firmeza a dicho músculos y a su vez libera neurotransmisores que oxigenan tus células, haciéndote lucir una piel más tersa y saludable.

Puedes combinar tu excelente sonrisa de todos los días con gimnasia facial, unos simples ejercicios para prevenir o mejorar los efectos de la gravedad:

 

  • Colócate frente al espejo y preferiblemente pídele a alguien que te acompañe. Al mirar las muecas que realizas, la otra persona logrará también muchas sonrisas espontáneas.
  • Utiliza 15 minutos de tu tiempo en la mañana y 15 minutos en la noche para realizarlos.

Para la barbilla

  • Toma una toalla pequeña, enróllala hasta formar un cilindro y sujétala por ambos lados debajo de la barbilla.
  • Deslízala desde la barbilla hasta el cuello, ejerciendo presión durante seis segundos. Relaja y vuelve a comenzar.
  • Repite seis veces y luego relaja completamente la barbilla y el cuello.

Para la boca

  • Coloca los dedos índices en las comisuras de la boca y presiona.
  • Tensa los labios y simula una sonrisa sin despegar los labios durante seis segundos.
  • Con los dedos presionando las comisuras, lleva los labios hacia adelante como si fueras a silbar.
  • Alterna ambos movimientos manteniendo seis segundos cada uno.

Para las mejillas

  • Llena las mejillas de aire y mantén la posición lo más que puedas, golpeando suavemente con las yemas de los dedos.
  • Suelta el aire muy despacio y repite cuatro veces.

Para el contorno de ojos

  • Coloca los dedos pulgares e índices a los lados de tus ojos, crea una especie de lentes.
  • Estira la zona, simulando que forzas la apertura del ojo.
  • Parpadea de 10 a 20 veces y siente la resistencia que ejerce la piel.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.