Consejos para un buen desayuno

abril 2, 2014 de 2:24 pm | Publicado en Salud | 1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

En muchas oportunidades has escuchado que el desayuno es la comida más importante del día, sin embargo ¿la realizas de forma correcta?

Es posible que debido al estrés del día a día o por estar sometidos a una estricta dieta para bajar de peso, desayunemos a deshoras, de forma incompleta, inadecuada o, peor aún, evitemos hacerlo.

Image

Aunque parezca un hecho sobrentendido que el desayuno es la comida más importante, muchas veces olvidamos el porqué de esto.

En esta oportunidad te brindamos algunos consejos que te ayudarán a darle a los primeros alimentos del día la importancia que merecen.

Errores comunes

Romper el ayuno a avanzadas horas de la mañana, hacerlo de forma rápida e incompleta o, por el contrario, excederse en alimentos sustanciosos son los errores que con más frecuencia cometemos.

Es recomendable ingerir alimentos hasta una hora después de levantarnos para que el organismo reciba más eficazmente todos los nutrientes que comemos. Asimismo, desayunar durante este lapso de tiempo hace que nuestro metabolismo se active rápidamente y reutilice las calorías evitando que se acumulen como depósitos de grasa en el cuerpo.

Comidas sustanciosas

Image

Es aconsejable que la primera comida del día sea lo más nutritiva y ligera posible, ya que si consumimos alimentos muy condimentados o sustanciosos, posiblemente sintamos pesadez al comenzar nuestras labores diarias. Los platos fuertes como los granos o la pasta deben formar parte del almuerzo.

Frutas, jugos naturales, productos lácteos como leche, huevos, y alimentos enriquecidos con fibra como cereales, pan integral, avena, entre otros, son los nutrientes más recomendables a la hora del desayuno.

Opciones saludables

Algunos menús nutritivos, fáciles de preparar y ligeros para el desayuno son:

º Cereal de trigo con leche o yogur.

º Panquecas acompañadas de queso fresco y jamón.

º Bollitos de harina de maíz precocida.

º Ensalada de frutas.

º Arepas integrales.

º Galletas y tortillas integrales acompañadas de queso crema.

º Crema o puré de vegetales o verduras.

º Huevos sancochados.

º Sándwich de atún natural, queso, jamón y vegetales.

¡No descuides el desayuno! De él depende, en gran medida, tu óptimo desenvolvimiento en las actividades que realizas durante el día.

Anuncios

¿Comer de noche engorda?

abril 26, 2013 de 6:47 pm | Publicado en Salud | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

El hambre es una sensación imprescindible y natural del organismo que nos impulsa a comer para subsistir. Comúnmente, cada tres o cuatro horas el cerebro envía señales al cuerpo que despiertan nuestro apetito, y al saciarlo reponemos las energías necesarias para que nuestro organismo trabaje en óptimas condiciones.

¿Comer de noche engorda?Cuando se quiere adelgazar, a menudo se comete el error de no cenar por creer erróneamente que en la noche los alimentos engordan.

Si bien, comer en horario nocturno es una necesidad de la cual no se debe prescindir, hacerlo en exceso es perjudicial para la salud porque al final del día el organismo no descompone con tanta rapidez los nutrientes que ingerimos.

Continúa leyendo y conoce la manera adecuada de mantener una figura esbelta sin sacrificar la cena.

Acelera el metabolismo

Con el paso del tiempo nuestro metabolismo se vuelve más pausado y las sustancias de los alimentos que ingerimos se sintetizan y se degradan con lentitud, lo que conlleva a una mayor acumulación de calorías en el cuerpo. Para impulsar la rapidez de asimilación de los alimentos es recomendable aumentar el número de comidas, de tres (desayuno, almuerzo y cena) a cinco: desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena.

Más equivale a menos

Elevar la cantidad de comidas no significa aumentar los nutrientes que ingerimos. Debemos mantener un equilibrio reduciendo la cantidad alimentos que comemos. Por ejemplo, si acostumbras a desayunar dos sándwiches ligeros, lo ideal es reducirlo a uno, ya que antes del almuerzo comerás algún aperitivo.

Cena ligera

Si el cuerpo pide la última comida del día y no se la damos, es posible que a la mañana siguiente los niveles de hambre sean mayores y se consuma una gran cantidad de alimentos para compensar.

Recuerda que ningún exceso es beneficioso, así que para evitar esto, opta por una comida liviana para el horario nocturno, como un poco de cereal o una ensalada. Procura que sea entre las seis y 7:30 de la noche, ya que mientras más tarde sea, el organismo trabajará con más lentitud para eliminar las calorías que le suministres.

Es importante tener en cuenta que cuando hablamos de una “cena ligera” nos referimos a la ingesta de aquellos alimentos que se digieren fácilmente. Prefiere los más sustanciosos y pesados en el almuerzo.

Comer de noche no engorda siempre y cuando lo hagas correctamente y sin caer en excesos.

 

Fuente:

– nutri-salud

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.