Protege la piel de tu bebé luego de la playa

marzo 22, 2013 de 3:06 pm | Publicado en Familia, Salud | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Los días de descanso son momentos de disfrute que nos ayudan a renovar energías y nos preparan para regresar con ánimo a nuestra rutina del día a día.

Para nuestro bebé, el término de las vacaciones también debe ser un momento reconfortante.

bebe_despues_playa250Es importante tomar ciertas precauciones antes, durante y después de los días de sol, para que los más pequeños de la casa no se vean afectados por las consecuencias negativas que produce el sol, la humedad y el calor, en su delicada piel.

Paso 1: Baño profundo

Antes de partir de la playa enjuaga a tu niño con agua dulce a temperatura media, asegúrate de quitar el mayor rastro posible de arena. Sécalo muy bien con una toalla y colócale un pañal y una ropita totalmente limpia.

Una vez en la casa ya tienes más tiempo para un baño profundo y con calma,  utiliza un jabón suave y sin perfumes y ten especial cuidado de retirar la arena que se haya podido ocultar en algunas partes de su cuerpo, como detrás de las rodillas, las orejas, uñas y en los pliegues del cuello o de sus axilas.

En la playa, el cabello tiende a enredarse con facilidad, así que péinalo antes de bañarlo y usa un poco de champú especial para bebés.

Paso 2: Aire libre

Permite que la piel de tu hijo respire un poco. Antes de colocarle el pañal y vestirlo, mantenlo por unos minutos al aire libre. Esto lo refuerza contra los agentes externos que puedan afectarlo.

Paso 3: Huméctalo por dentro y por fuera

Al igual que la tuya, la piel de tu hijo necesita una dosis extra de humectación después de los días de playa y piscina. Utiliza cremas sin perfumes y que contengan aceites minerales. La vaselina es una buena opción.

También es importante que le des de beber abundante agua para que recupere el líquido perdido por el exceso de calor.

Paso 4: Ropa fresca

A menos de que el clima sea muy frío, deja a un lado las prendas de telas gruesas, como la lana, y opta por vestir a tu pequeño con ropa de algodón liviano que lo mantengan fresco y equilibren su temperatura corporal.

Paso 5: Masaje relajante

Tu bebé estará exhausto luego de tanto juego y calor, consiéntelo con un suave masaje y prepáralo para que tenga un sueño profundo y reconfortante. Comienza con delicados y circulares movimientos en sus brazos, luego en el abdomen y las piernas (no olvides los piecitos) y finaliza con la espalda.

Con estas recomendaciones tú y tu bebé estarán listo para disfrutar nuevamente de la playa.

Fuente consultada:

pampers.com.ve

Cuidados para bañar a tu bebé

noviembre 22, 2010 de 9:26 pm | Publicado en Familia | 5 comentarios
Etiquetas: , , ,

El baño de tu bebé es un momento muy importante, emocionante y único, no sólo desde el punto de vista de su higiene sino también para mejorar la relación con sus padres. Hay que convertirlo en el momento más especial del día y aprovecharlo para jugar con él

Escoge el mejor momento del día

Los bebés necesitan un baño diario que los ayude a relajarse y por supuesto, a estar limpios. No hay una hora del día que sea la más indicada para su baño, por lo cual se recomienda que los padres elijan en un momento en el que ambos puedan estar presentes.
Sin embargo, es preferible escoger un momento en que el bebé no tenga hambre. Es decir, ni mucho tiempo antes ni inmediatamente después de comer. También es muy buena idea bañarlo antes de acostarlo, ya que lo relajará y seguramente lo ayudará a dormir mejor.

Mantener una cierta disciplina y regularidad, le transmite seguridad y tranquilidad al bebé, por lo que sin importar la hora que se escoja, es necesario que sea la misma todos los días.

Prepara los elementos con antelación

Es fundamental contar con todo lo necesario para el baño del bebé y de esta manera transmitirle una sensación de bienestar y serenidad. Para no olvidarte de ningún accesorio, lo mejor es que prepares con antelación todo lo que necesitas para el baño:
Jabón líquido, una toalla grande que lo cubra todo, una esponja suave, pañales, colonia para bebés, un cepillito para el pelo, tijeras de uñas para bebés y ropa limpia.

Para desnudarlo, coloca al bebé en el vestidor o sobre una toalla en la cama. Es aconsejable limpiarle la colita antes de bañarlo para evitar ensuciar el agua. Puedes utilizar las bañeras especiales para bebés, de venta en el mercado, o unos adaptadores en la bañera grande.

Toma en cuenta las siguientes precauciones

Debes tener en cuenta lo siguientes consejos para evitar que tu bebé se enferme o se lastime por causa del baño:

  • Recuerda que aún cuando la bañera tenga un asiento, jamás debes dejar sólo al bebé durante el baño
  • La temperatura ambiente debe ser de 22 a 25 grados centígrados y no debe haber corrientes de aire
  • El lugar del baño debe estar en condiciones de higiene óptimas y a la altura adecuada para poder sujetar con comodidad al bebé
  • El tapón de desagüe no debe tener bordes cortantes ni metálicos

Llegó el momento del baño

La bañera deberá tener unos 15 centímetros de agua. Antes de meter al niño, comprueba que el agua esté a la temperatura del cuerpo (entre 22 y 25 grados en el caso de recién nacidos y entre 28 y 32 grados para bebés mas grandecitos), esto lo puedes comprobar metiendo el codo o la parte interna de la muñeca, verificando que no sientas ni frío ni calor.

En el caso de tener un bebé recién nacido, límpiale primero la cara con un algodón mojado en agua. Introdúcelo con cuidado en el agua sin sumergir la cabeza, apoyando al bebé sobre tu brazo izquierdo, y báñalo con la mano derecha.

Échale agua sobre el cuerpo y enjabónalo poco a poco, primero el cuerpito y luego las piernas. Cuando lo saques del agua, sécalo bien con una toalla. Primero la cabeza dándole un suave masaje y luego el cuerpo y las piernas. Hay toallas para bebés que traen una especie de gorro para cubrir su cabeza al sacarlo.

Fuentes

Doctora R. Bigiarini (Avexim Fashion & Health Group, Marca Beybies)

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.