Limpiar el rostro no es cuestión de espuma

julio 25, 2011 en 2:33 pm | Publicado en Belleza, Familia, Salud | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

La higiene del rostro, así como la de todo el cuerpo, requiere de mucho más que sólo agua y jabón para antenerse bella y saludable. La Dra. Susana Misticone, dermatóloga especialista, nos ofrece una serie de recomendaciones.

Al rescate del pH

Lo principal es identificar cuál es su tipo de piel. Grasosa, seca, sensible, normal o mixta lo importante es utilizar productos especiales que se adapten a sus necesidades.

“Para la piel del cutis, generalmente hay que buscar un jabón suave o dermolimpiador con pH neutro o ligeramente ácido que se adecue al tipo de piel. Por ejemplo, las personas de piel más oleosa o de cutis graso necesitan geles matificantes, pero los que tienen piel seca requieren dermolimpiadores que sean menos agresivos y que contengan algún tipo de hidratación. Cada tipo de piel amerita una combinación diferente de ingredientes específicos”, explica la Dra. Susana Misticone. “Actualmente, hay una nueva generación de jabones suaves o syndet (detergente sintético) que son compuestos orgánicos de amonio cuaternario o ácidos grasos, cuyo pH es neutro o ligeramente ácido y no tienen ingredientes derivados de la soda cáustica que es el ingrediente principal de los jabones clásicos y que son los ideales para la limpieza de la piel del rostro”, señala.

Exfoliante pero no tanto

Luego de la limpieza con un jabón suave, es importante complementar la limpieza unas dos o tres veces por semana con un exfoliante o scrub que remueva las células muertas de la piel. “Sobre todo en los adolescentes y en las personas de pieles más oleosas que tienen tendencia al acné, pues utilizar un exfoliante o un scrub unas 3 veces por semana los ayuda a remover la capa superficial de la piel y mantenerla más libre de impurezas”, agrega la Dra. Susana Misticone; sin embargo, advierte: “Utilizar el scrub muchas veces o más de una vez al día puede irritar la cara y lesionar la piel. Por ello es importante consultar al dermatólogo antes de utilizar estos productos”.

También esto va a depender del tipo de piel de cada persona, puesto que, por ejemplo, para las personas de piel seca es suficiente una limpieza diaria.

Hábitos de limpieza

La rutina en la noche es bastante fácil si tomamos en cuenta que son tan sólo tres pasos:

1) Quitarse el maquillaje con una loción desmaquillante, “para lo que existen actualmente muchas opciones en cremas, emulsiones o incluso las soluciones micelares, que son óptimas para retirar el maquillaje sin tener que maltratar la piel y, además, quitan todos los restos de pintura”, afirma Misticone.

2) Luego lavar la cara con un jabón suave.

3) Por último, aplicarse alguna crema hidratante o antienvejecimiento, según la edad de la persona.

“En las mañanas, es importante lavarse la cara con un dermolimpiador, colocarse una crema hidratante si lo necesita, seguido de lo más importante, la protección solar”.  El maquillaje viene después”.

Con respecto a la piel de los párpados es importante limpiarlos con o sin maquillaje: “Cuando te lavas la cara con un gel dermolimpiador, limpias todo el rostro incluyendo los párpados; lógicamente debes tener cuidado de cerrar bien los ojos, aunque muchos de estos syndet no hacen daño”.

Es verdad que muchas veces utilizamos cremas o formulaciones especiales para la piel del contorno de los ojos, pero en cuanto a los dermolimpiadores, éstos son los mismos para los párpados que para la piel del cutis.

La delicada piel de los niños

En las primeras semanas de nacido, el bebé debe lavarse con agua y un dermolimpiador suave. En este caso, las soluciones micelares también son aptas para la delicada piel del bebé y óptimas para una limpieza completa.

La dermatóloga asevera que “esta nueva generación de dermolimpiadores y jabones suaves es ideal para la piel de los niños en el caso de los recién nacidos, a quienes no se les proporciona baños de inmersión hasta que no caiga el cordón umbilical”.

“Para aquellos niños que tienen piel atópica, es decir que tienen alergias, es mayor el número de cuidados, por lo que deben utilizar productos -sin perfume o acordes con la afección- que deben ser indicados por el dermatólogo”, añade. Para conocer más sobre este tema, lee nuestro artículo: Cuida tu bebé de la Dermatitis Atópica

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y como tal tenemos que cuidarlo. Tomar la higiene del cutis y de todo nuestro cuerpo como una rutina de limpieza profunda nos permitirá mantenerla lozana, bella y saludable por décadas.

Agradecemos al Laboratorio dermatológico francés Bioderma por brindarnos información sobre este tema.

Fuentes:

Dra.  Susana Misticone, dermatóloga

Laboratorio dermatológico francés Bioderma @biodermave

Anuncios

Cuida tu bebé de la Dermatitis Atópica

julio 15, 2011 en 3:18 pm | Publicado en Familia, Salud | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , ,

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica y recurrente, que se caracteriza por lesiones en forma de enrojecimiento, picor intenso y sequedad. Suele aparecer dentro del primer año de vida y, más concretamente, a partir de los 2 ó 3 meses y puede prolongarse durante mucho tiempo.

Aproximadamente 5 de cada 100 niños la padecen, aunque se ha observado un incremento de esta incidencia probablemente debido a una mayor concentración de sustancias irritantes en el ambiente.

Carmen Kannee, dermatóloga y pediatra afirma “se trata de una enfermedad de causa multifactorial, en la que existe un elemento genético predisponente y factores inmunológicos, a lo que se suman aspectos ambientales. Si existen antecedentes familiares de asma o rinitis, es posible que la dermatitis atópica se presente. Las personas, que poseen dicho factor genético, tienden a reaccionar de forma exagerada a los estímulos alargénicos y, por ende, a padecerla”. 

La dermatóloga asegura que la dermatitis atópica ataca áreas específicas, que pueden variar según la edad. “En los lactantes menores se presenta en las mejillas y en la parte extensora del cuerpo; en los niños más grandes, en el cuello y en los pliegues de brazos y piernas; y, en los escolares y adolescentes, además de afectar pliegues, puede verse una variante sólo en palmas y plantas”.

Los factores que empeoran la piel del bebé son:

• Clima frío
• Ropa de lana y sintética
• Uso de jabones comunes y baños muy prolongados

Tratamiento

No existe un medicamento que garantice la curación definitiva de esta enfermedad, pero cuando a un lactante se le diagnostica dermatitis atópica se aconseja lo siguiente:

• Usar ropa de algodón suave
• Usar jabón neutro para la higiene del bebé
• Secar sin frotar y con una toalla suave
• El baño no debe durar más de diez minutos
• Aplicar después del baño crema hidratante y luego la prescrita por el pediatra
• Lavar aparte la ropa del bebé, enjuagarla muy bien y asegurarse que no queden restos de jabón y se recomienda no usar suavizantes.
• No aplicar perfumes sobre la piel del bebé

Por último la dermatóloga sugiere usar cremas antiinflamatorias en las lesiones, siempre con prescripción médica. “Aquellas con esteroides se emplean por un tiempo determinado para casos agudos. Otros medicamentos podrían ser los inhibidores de calcineurina, los cuales pueden ser utilizados por períodos más prolongados para terapia de mantenimiento en aquellos casos que lo ameriten”. 

Agradecemos la colaboración de Laboratorios Bioderma y Dos y Media Comunicación: Agencia de Comunicación para la realización de este artículo.

Fuentes:

Dra. Carmen Kannee, dermatóloga y pediatra
pediatria24
muchavida

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.