Bebés con congestión nasal ¿Qué hacer?

septiembre 25, 2013 en 6:36 pm | Publicado en Familia, Salud | 5 comentarios
Etiquetas: , , , ,

La congestión nasal en un bebé puede derivarse por un resfriado común, gripe o sinusitis. Exponerlo a ventiladores o aires acondicionados por mucho tiempo, o cambiarlo de un ambiente caluroso a uno frío de manera brusca, también puede alterar su proceso de respiración.

Esta inflamación de los tejidos de la nariz puede producir además, que el niño tenga problemas al momento de la lactancia ya que cualquier actividad que lo agite le provocará llanto e inmediatamente fatiga.

Cuando este tipo de emergencias se  presenta debes evitar desesperarte y actuar de manera rápida para calmar lo más pronto posible a tu bebé.

Lo que debes hacer:bebesconcongestionnasal

  • Si te das cuenta que el bebé presenta congestión nasal, revisa sus cavidades nasales para verificar si tiene algún elemento que obstruya su respiración. De ser así llévalo de emergencia a su pediatra.
  • Si no tiene algún objeto obstruyendo el área, colócale un par de gotas de solución salina en las fosas nasales. Espera un minuto a que haga efecto y voltea al niño boca abajo para intentar que la mucosidad salga por sí sola. De no tener solución salina en casa, prepárala tú misma con agua tibia y media cucharada de sal (se debe preparar al momento).
  • Utiliza una pera o succionador para intentar aspirar el moco y ayudarlo a salir. Introduzca la pera en la nariz sin nada de aire y cuando esté dentro, presiónala para que aspire la flema.
  • Eleva la parte superior del colchón colocando debajo libros, tablas o almohadas, para que al momento de acostar al bebé la mucosidad drene y no corra ningún riesgo de ahogarse con sus propios fluidos.
  • Emplea un vaporizador en crema o humedece una habitación, como el baño, y entra con el bebé para que respire el vapor.
  • Aplica compresas calientes o toallas húmedas en la frente del niño entre cinco y diez minutos tres veces al día.
  • Mantén al bebé hidratado con agua a temperatura ambiente y con leche materna o de fórmula.

Si ya aplicaste todos o la mayoría de estos consejos y la congestión persiste, revisa si la mucosidad del niño ha cambiado de color blanco a amarillo o verde, si la contextura de la flema pasó de ser líquida a espesa o si tiene la garganta irritada y los ojos rojos.

En caso de observar alguno de estos signos, es momento de llevarlo al médico para aplicarle un tratamiento más fuerte que reponga el estado de salud de tu bebé. Evita automedicarlo; no todos los niños reaccionan de la misma manera y podría presentar complicaciones mayores.

Fuente:

nlm.nih.gov

Anuncios

5 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. muy buen dato lo del agua con la sal como solucion salina

  2. muy buenos consejos

  3. Excelentes consejos.

  4. me gusto mucho el consejo de solucion salina gracias

  5. muchas gracias ,son de gran ayuda


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: